Diciembre es uno de los meses típicamente claves para el inversor de un perfil más largo-placista, debido a que una gran parte de las empresas de nuestro mercado fijan en sus agendas el reparto de dividendo del ejercicio en curso. Es el caso de Enagás, un valor muy recurrente en este tipo de carteras y en el que el equipo de Ibex35 TiempoReal ha confiado para sobreponderar en los actuales niveles del Ibex.

 

Reparto Dividendo Diciembre 2016

Enagás ha fijado la fecha 22 de Diciembre para cobrar el abono correspondiente al reparto de dividendo. Este segundo cobro corresponde del año corresponde a un importe bruto de 0,556 euros (0,4503 euros netos) por cada 1 acción propietaria. Recordad que en este caso el importe recibido tendrá el tratamiento fiscal de dividendo y por consiguiente  la aplicación de retención (entre en un 19%-23% según la cuantía de la ganancia).

Análisis y compra

Después de una semana totalmente plana donde el Ibex se ha movido en niveles de 8.600 puntos en una horquilla máxima de 50 puntos, hemos decidido tomar posiciones en Enagás para cumplimentar nuestra cartera a largo plazo.

Después de una corrección de casi un 20% en un año, parece que el valor se ha apoyado en el soporte de 22,78 euros para empezar a corregir al alza. Podemos verlo gráficamente en la siguiente imagen.

enagas_analisis_tecnico

Hemos aprovechado los niveles actuales para entrar debido principalmente porque es un valor que es atractivo por su rentabilidad por dividendo (5,71% este ejercicio en curso), sus ratios fundamentales son buenos y un dividendo creciente año tras año (esto es muy buena señal).

Recordemos que Enagás en Octubre de 2016 presentó unos resultados donde la red gasista española ganó 317,4 millones de euros hasta septiembre. De esta cantidad, 46,8 millones corresponden al resultado de sus participadas por puesta en equivalencia, un 71% más que en el mismo periodo del año anterior y cifra que supone un 14,8% del beneficio del grupo, frente al 8,8% de un año antes.

El ebitda sufrió un recorte de 6.1%, hasta los 643,3 millones de euros, un descenso producido por el incremento del 8,7% en los costes operativos fundamentalmente por el aumento de los gastos del personal.