stop loss

stop loss

Antes de empezar, me gustaría decir que los stop loss son una de las cosas más importantes para un buen trader.

Si no utilizáis los stop loss os aseguro que perderéis de una forma u otra todo vuestro capital o gran parte de él. No quiero meter miedo a nadie, sólo os digo la verdad.

Os pongo un ejemplo extremo propio para que veáis la gravedad de no usar los stop loss.

En su día yo compré acciones de Pescanova, sí… pedazo de compra. (Por cierto, compra recomendada por todos los bancos, etc..)

En el momento que Pescanova dejó de cotizar en bolsa, yo tenía acciones.

¿Qué pasó entonces? Puse stop loss sobre un paquete grande de acciones, las cuales se vendieron automáticamente en una de las bajadas que tuvo Pescanova esos días, pero el resto de acciones siguen sin cotizar y sin valer un duro.

Si yo no hubiera puesto ese stop loss sobre esa parte de acciones, hubiera perdido gran parte de mi capital.

Después de esta operación aprendí una gran lección, eso sí me costó una parte de mi dinero.

¿Con esto qué quiero decir? Los stop loss nos ayudan a limitar las perdidas.

Ahora viene lo bueno, tienes que hacerte la siguiente pregunta y respetarla siempre: ¿Cuánto estoy dispuesto a perder? Cuando sepas responderla y asumirla en cada una de tus operaciones, tendrás un paso ganado para empezar a tener beneficios en esto.

Sé que es duro perder dinero y asumir que tu inversión ha sido mala y por eso te ha saltado el stop loss, pero peor es ver que tus acciones bajan un día sí y otro también y no hacer nada el respecto.

Lo mejor es asumir esas pequeñas perdidas, para ello hay que estar psicológicamente preparado, parece fácil en teoría, pero no lo es.

Hablemos de porcentajes ¿Hasta cuánto puedes perder?

Esto puede variar mucho, dependerá de la persona, el riesgo que se quiera asumir, si la inversión de trading es de minutos, días, meses o años…

Hay que intentar que el stop loss no salte con facilidad, por lo que hay que situarlo fijándose en muchos factores como soportes y números enteros.

Poner un stop loss es gratuito hasta que no se ejecuta, esto quiere decir que lo puedes ir ajustando cuantas veces quieras. Si el valor va subiendo, puedes ir subiendo el stop. Si va bajando, NO lo hagas ¡asume tus perdidas!

En mi caso, me gusta revisar los stop loss casi a diario en las operaciones que tengo a corto y medio plazo, normalmente con un margen del 4%. En operaciones intradia lo idóneo es entre el 1 y 2% del precio de compra.

Seguramente, muchas veces saltará el stop loss, se venderán tus acciones y acabarán luego subiendo: en esos casos, no podemos hacer nada. Piensa en otro valor y ataca.

Recuerda siempre: los stop loss solo se suben, nunca se bajan. Hay que ser fuerte psicológicamente y asumir los fallos y los aciertos.