Acabo de incluir en el curso de bolsa este fragmento y me parecía que merecería la pena ponerlo también en una entrada. Aquí os lo dejo.

¿Qué es un CFD? Son contratos por diferencia. Los CFDs y las acciones se parecen mucho, incluso cotizan con el mismo precio, pero los CFDs tienen ventajas sobre las acciones o desventajas según quien lo mire.

El CFD es un producto derivado que nos permite vender acciones que no tenemos, por lo que podemos comprar caro y vender barato algo que no tenemos. Este producto por tanto nos permite ganar dinero cuando la bolsa esta bajando.

Son productos apalancados: tienen la posibilidad de tener una exposición completa a la inversión sin necesidad de invertir la totalidad del coste de la operación, esto conlleva a tener un mayor riesgo y a la vez tener mayores beneficios.

Se pueden abrir posiciones a largo y a corto plazo, actualmente se utiliza mas el corto plazo (reciben intereses), al ser un producto apalancado se necesita como os he comentado una parte de la inversión en concepto de garantías, no tienen comisiones de liquidación y custodia, tampoco tienen vencimiento al igual que las acciones.

ejemplo de operación con CFDs del Banco Santander:

        1. Compra o venta de CDFs

        2. Posiciones cortas: reciben intereses, posiciones largas pagan intereses.

    3. Garantías: Dependerán de la volatilidad y características del activo subyacente.

     4. Cierre de posición: compra o venta dependiendo de la operación que realicemos.

ahora.. si vamos a comprar CFDs hacemos el siguiente calculo:

Queremos comprar 3000€ en acciones, cotizando a 6€, normalmente diríamos, 3000€/6€=500 acciones a comprar.

Mandamos la orden de compra de 500 CFDs, nuestro broker nos inmoviliza dependiendo de la operación un 2,3,4,5…50% dependiendo del subyacente que queremos comprar. En este caso pongamos un 4%.

3000€*0,04= 120€ (garantía) y no los 3000€ en el caso de acciones, con esto tendríamos nuestros 500 CFDs.

Hay que tener mucho cuidado con la cantidad de € con los que realizamos la operación si no queremos perder gran parte de nuestro capital.

Vamos a suponer que partimos de esos 3000€ y que apalancandonos hacemos una operación por valor de 30.000€. Si las cosas van mal y pierdes por ejemplo un 5% ese porcentaje se calcula de los 30.000€ y perderás 1500€ en una sola operación.